10 Lugares donde probar los Baos

Un panecillo cocinado al vapor se ha convertido en la última tendencia gastro. La apertura de varios locales en las últimas semanas ha consolidado al bao como el nuevo bocado ‘gourmet’.

Hay quien explica el repentino éxito del bao como una evolución de la tendencia que vivimos hace un par de temporadas en torno al bocadillo gourmet, la cual que no dejó de ser una reivindicación patria ante la moda de las hamburguesas prémium. La restauración, ávida siempre de novedades que ofrecer a un público que se lanza en masa a aquello que sea instagrameable, ha descubierto en estos bocados asiáticos todo un filón. ¡Y encima están ricos!

Que el bao haya calado se comprende en tanto que se unen varios factores a cuál más interesante. Por un lado, como todo alimento que se cocine al vapor, resulta mucho más saludable (ojo, que no light, en tanto que su receta cuenta con azúcar, harina de trigo, aceite, leche…). Además, su pequeño tamaño permite que se pueda comer rápido y sin llenarnos más de la cuenta; y su versatilidad de rellenos, que siempre haya uno apetecible en la carta. Si le sumamos que todo lo que provenga del otro lado del planeta tiende a encantarnos, era cuestión de tiempo que triunfara (y, encima, a un precio más que asequible).

Al igual que Barcelona (con apuestas como Bao del chef Paco Pérez), Madrid ha vivido un boom del bao en los últimos meses, con la inclusión de estos panecillos en las cartas de muchos restaurantes consolidados (con StreetXO de punta de lanza) y de nueva creación, así como la apertura de locales que solo sirven baos. Repasamos algunos de los más interesantes.

Pambao

A un paso del Museo del Prado, en el barrio de Huertas, encontramos la primera franquicia española de baos. Su punto fuerte, además de poder pedir el bao integral, es su fusión con sabores nacionales, como el de rabo de toro con hummus, el de pulpo a la gallega con salsa tzatziki o nuestro favorito: el de costillas a la barbacoa con avellanas (desde 2,90 €/u). Igual ocurre con su carta de dim sum, que se puede elegir entre el relleno de pringá, el de pisto manchego o el de jamón con bechamel.

pambao

Pink Monkey

Este restaurante especializado en cocina asiática, pero fusionada con lo que llaman “influencias peruanas, mexicanas y mediterráneas” no podía dejar de incluir los baos en su carta. En este caso, se trata de un plato en el que el bao va relleno de cerdo con majado vietnamita o de chipirón de anzuelo (con mayonesa picante y el toque picante de la salsa Green Nam Jim, desde 9,50 €/2 unidades).

pink-monkey

Bacira

Cuando apostaron por abrir este restaurante, tres cocineros y amigos (Gabriel, Vicente y Carlos) se propusieron convertir la experiencia de sus clientes en el local en algo inolvidable. Para ello, unen su experiencia viviendo en Asia con la cocina mediterránea, de ahí que no falten los baos. En Bacira se pueden encontrar como mollete japonés y se rellena de mollejas de ternera, chimichurri, menta, pepino y ají amarillo (6 €).

bacira

Navaja

Malasaña tampoco se ha librado de la explosión de la tendencia por los baos. Y tampoco restaurantes con “alma gallega” como Navaja, que abrieron Libia y Álex, dos amigos sin miedo a los platos atrevidos. Sus baos se pueden degustar de presa ibérica y salsa de lomo salteada; de chorizo de matanza, grelos, kale y ardua; o, el más pintoresco, uno de cangrejo de concha blanda y mahonesa de pimiento de padrón.

navaja

Chuka Ramen Bar

La cocina chukka es la evolución que sufrió la gastronomía china en Japón, de mano de los emigrantes chinos al integrarse en la cultura nipona. El resultado se puede degustar en este local donde no solo se sirve ramen. El bao ocupa también parte de la carta, junto a las gyozas. Se puede encontrar en su versión más clásica, la rellena de carne de cerdo, y lo mejor que se puede hacer allí es combinarlo con otros bocados pequeños del menú.

chuka-ramen-bar

Buns & Bones

Una de las apuestas por la cocina street food más interesantes de Madrid, a medio camino entre Lavapiés y el Barrio de las Letras que, además, llama la atención por su decoración industrial, con toques hipsters e incluso asiáticos. Está en el Mercado de Antón Martín, pero a la calle, en una antigua pescadería. Sus baos se rellenan de carne, pescado y verduras. Hay una docena de variedades. Prueba el de bacalao con berros (4,60 €).

buns-bones

Bao Bar

Abierto este verano en una de las calles más dinámicas de Malasaña, unen a los baos la posibilidad de pedir cerveza de diferentes grifos (otra de las tendencias que han cuajado con fuerza en Madrid), así como raras etiquetas de cerveza en botellín (los precios de la cerveza son algo elevados). Entre su oferta de baos destaca el de cerdo mechado con ensalada de col y salsa barbacoa. También el Hokati, de panceta, pepino, jalapeño y salsa hoisin.

bao-bar

La Chusquery

Un gato chulapo es la mascota de este local que quiere unir productos exóticos y tradición castellana. En el centro histórico, a un paso de la famosa plaza de la Paja, su menú ha incluido al bao bautizándolo como Bocadillo Nikey, e incluyendo hojas de menta, pepino y carne de ternera entre sus ingredientes. También tienen el Bao Club, donde el mollete se completa con huevo de codorniz, panceta, hierbas y mahonesa kimuchi (foto).

la-chusquery

Bache

El barrio de Chamberí también se suma a la moda de los baos. En Bache se sirve un bao que quiere ser una fusión entre Japón y Cuba, en un plato bautizado Sandwich japo-cubano “botella, ron, tabaco habano” (9 €/2 unidades). En este caso, comeremos cerdo desmigado con algas wakame, encurtido picado, cilantro, hierbabuena, albahaca y salsa yakiniku. Al frente de la cocina está el chef Alejandro Alcántara.

bache

Ninja Ramen

Una taberna japonesa que se precie debe tener en su carta, al menos, unos baos. En esta, en plena zona de Tribunal, no podía faltar. Su Katsu Bao une lomo ibérico de cerdo empanado con salsatonkatsu y verduras (5,50 €). El menú se completa con ramen en diferentes formatos, tempura de langostinos y verduras, brochetas y gyozas, entre otros bocados. Buena carta de bebidas asiáticas para acompañar.

ninja-ramen

Y vosotros ¿los habéis probado? No os olvidéis  de comentar vuestra gastro – experiencia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s